Consejos medioambientales para pinturas al agua y a la cera

Antes de empezar

Mantén siempre tus materiales correctamente tapados y etiquetados.

No reutilices NUNCA encases de comida que puedan inducir a error, si lo haces procura que el nuevo etiquetado tenga el tamaño y colores adecuado para que no deje confusión posible.

Guarda tus materiales fuera del alcance de los niños y mascotas, ellos no saben de etiquetas.

Mantén tu espacio de trabajo ordenado, guarda todo aquello que no vayas a utilizar
Prepara de antemano los materiales para la limpieza de cualquier tipo de derrame de tus productos. Papel de cocina humedecido con cualquier tipo de crema ligera va muy bien.
Es una buena idea poner tu teléfono en silencio mientras manipulas materiales en polvo, será sólo cuestión de 10-20 minutos.
Tu mesa de trabajo

Mantén tu espacio de trabajo ordenado, guarda todo aquello que no vayas a utilizar.

Forra tu mesa de un material no poroso y resistente a la humedad. Un hule por ejemplo que tengas reservado para este uso en exclusiva.

Cómo evitar derrames

NUNCA utilizar directamente pigmentos que vengan en bolsas de plástico o papel. Primero deberás trasladarlos a un bote de boca ancha. Para ello corta una esquina del fondo de la bolsa y haz que el pigmento vaya saliendo despacio para no levantar polvo. Etiquetar el bote con el nombre y referencia del material original.

Nunca vuelques tus tarros de pigmento como si fueran un salero, mejor coge la cantidad que necesites con un medidor, un palito de helado o una cucharita que no puedas confundir con las de tu cocina.

En caso de derrame accidental

Si es poca cantidad puedes recogerlo con el papel de cocina humedecido. Si es más cantidad puedes recogerlo más fácilmente si previamente lo haces una pasta con ayuda con cualquier tipo de gel de baño y posteriormente lo absorbes con papel de cocina seco.

Qué hacer con los restos - menos es más

Nuestra filosofía es:  menos es más

Primero Minimizar los restos: Comprar los productos en el tamaño que vayas a utilizar en un tiempo razonable, por ejemplo un año. Tapar correctamente los botes.

Segundo reutilizar tus residuos, puedes usarlos para pruebas, mixed-media o bases.

Tercero secar tus resíduos. Deja secar los papeles de cocina utilizados o o los restos de pintura en sus botes o sobre un papel. Es una forma estupenda de evitar que las sustancias que contienen acaben en el desagüe.

Último llevar a un punto limpio. Una vez secos tus residuos guárdalos a buen recaudo hasta que los lleves a un punto limpio. Si tienes dudas consulta con tu ayuntamiento. SI eres empresa probablemente necesites un servicio de recogida especializado.

Cómo limpiar tu material y ropa

Eliminar con papel la mayor parte del residuo en tus pinceles y espátulas antes de limpiarlos bajo el chorro de agua, para de esta manera evitar que sustancias nocivas puedan acabar en el desagüe.

Lavar tu delantal y otra ropa siempre por separado

Conoce tus materiales

Estos consejos NO sustituyen a las fichas de seguridad de los productos, debes conocer su contenido y consultarlo siempre que tengas dudas. Las fichas de seguridad debe proporcionártela tu vendedor, pregúntale.

Utiliza siempre unas precauciones mínimas aunque el producto no esté calificado como nocivo para el medio ambiente; ten en cuenta que los efectos a largo plazo de muchos productos aún no se conocen, es buena práctica por tanto tratar siempre tus productos como si lo fueran.